Solicitud de llamada

Ahora mismo no ponemos atender su llamada. Nuestro horario es de 9 a 18 h ¡Déjenos su número de teléfono e indique cuándo quiere que le llamemos!

Solicitud de llamada

¡Hemos recibido sus datos correctamente! Le llamaremos a la hora y el día agendado.

El diseñador: Peter Opsvik

En los años 1970, muchos expertos en ergonomía intentaron definir cuál era la postura correcta para sentarse. La contribución de Peter Opsvik radicó en crear productos que propiciaran distintas formas de sentarse, pero todas en la misma silla. HÅG Capisco, HÅG Capisco Puls y Tripp Trapp® son algunas de sus creaciones más exitosas.

Con un diseño que se remonta a 1984, la popularidad de la silla HÅG Capisco ha ido aumentando incesantemente, y actualmente se ha convertido en una de las sillas de trabajo más populares de Europa.

Sillas para niños y jóvenes que estudian en casa

Ringo. La silla que crece con los niños

Gracias a sus sistemas de ajuste, las sillas Ringo permiten adaptarse a las distintas estaturas de los niños, siguiendo su evolución en el crecimiento. Está indicada para niños a partir de 110 cm de altura (entre 5 y 6 años) y puede ajustarse hasta jóvenes que alcancen una estatura de 160 cm.

La silla Ringo cuenta con 4 pasos de ajuste con los que se garantiza una adecuada ergonomía, evitando posibles lesiones futuras y posturas inadecuadas.

Cada vez los niños pasan más horas sentados en las sillas durante sus horas de estudio, sin embargo, son los grandes olvidados en la ergonomía.

Los estudios demuestran que estar sentado de forma prolongada es perjudicial para la salud. Imaginemos cuántas horas pasan nuestros hijos sentados en el colegio, en la universidad y luego en casa haciendo las tareas, estudiando, etc… En los últimos tiempos, debido a las condiciones derivadas del coronavirus, el tiempo que pasan estudiando en casa se ha incrementado exponencialmente por lo que debemos asegurarnos de que cuando están sentados, lo estén en una silla adecuada.

Solicitud de presupuesto

HÅG Capisco: Sentarse equilibradamente

 Icono del diseño, incluso en la fabricación

Pocos diseños de muebles resisten tan bien el paso del tiempo como la silla HÅG Capisco®. En sus 30 años de historia, esta silla sigue manteniendo su popularidad.

La forma exclusiva de sus elegantes curvas y delicada funcionalidad hace que esta silla destaque del resto, confiriendo personalidad a cualquier estancia.

HÅG Capisco tiene la capacidad de vestirse para la ocasión, y lleva su versatilidad más allá del entorno de oficina o de la sala de reuniones convencional.

Solicitud de presupuesto

Un homenaje al movimiento

La vida nos obliga a movernos por naturaleza. El diseño de las sillas HÅG Capisco® y está inspirado en la postura dinámica de un jinete, y confiere una mayor libertad de movimientos a la hora de sentarse.

Partiendo de la convicción de que no existe ninguna postura sedente que resulte idónea para largos periodos de tiempo, la silla propicia el movimiento y los cambios de postura frecuentes. La acción de sentarse se convierte en una actividad, por lo que la silla HÅG Capisco® aporta energía y fluidez a su jornada laboral.

Ecodiseño

Tanto HÅG Capisco como HÅG Capisco Puls han sido precursoras del ecodiseño. El número de componentes y tipos de materiales utilizados en las sillas se ha reducido al mínimo. Las sillas están diseñadas para que puedan desmontarse fácilmente; de esta forma los diferentes materiales pueden separarse unos de otros para facilitar su reciclaje.

HÅG Capisco fue la primera silla del mundo que recibió la certificación Nordic Swan Ecolabel en 2010. Actualmente, la mayoría de las sillas se fabrican con materiales reciclados. En 2015, HÅG Capisco recibió el premio EPRO en calidad de “Mejor producto de plástico reciclado” de Europa.

Más artículos...

El sitio web de BUNNO ESTUDIO utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web, así como la recogida de estadísticas. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.